Úsese cubrebocas por Diego A. Moreno

el
Cans-of-Chili
Imagen tomada de la red

 

 

El inmortal Joe pasó dos milenios esperando a que volviera el nuevo profeta de la era de la información; pero, un día cualquiera, fue al supermercado a comprar un chilli enlatado, ese que tanto le gustaba, sin saber que Julio Martínez, un dipsómano recién enviudado, no había tomado las medidas sanitarias pertinentes, y que se paseó, falto de cubre bocas y de higiene, junto con el virus, por los pasillos del complejo, infectando uno a uno de los compradores; hasta llegar a Joe, que pensativo analizaba si comprar esa comida picante de una u otra marca.

Tras unos días, el inmortal Joe cayó en cuenta que una tos lo dejaba sin consuelo, ya que era seca y muy molesta. Todavía a la espera del mesías, no le importó que un simple resfriado lo acongojara. Horas después, hospitalizado, recordando con soberbia cómo sobrevivió a la peste negra, verde y azul, guerras extensas, hasta pobreza extrema, no duró mucho para exhalar su último suspiro.

Así, de inmortal, pasó a ser como cualquier otro ser perecedero… por el descuido de un Julio Martínez.

Meses después, en efecto, nació el mesías.

Sin embargo, fue en otro planeta, en otra galaxia.

Errores de cálculos cabalísticos.

Blog de Diego Moreno: Chancla Azteca.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Diego Moreno dice:

    Reblogueó esto en Chancla Aztecay comentado:
    Coman chillis.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s