VALERIA/Parte III: Entrelazamiento cuántico by Quirico Molina

Photo by Marcelo Fernandes on Pexels.com

No entendí la frase en aquel momento, cómo no presté atención a: «antes de que me vaya para siempre». Me senté tratando de hallar respuestas con la mente, sosteniendo la cabeza con las dos manos, calmándola, perdido en un mar de confusión, aunque mi corazón ya había respondido desde el momento en que te conocí. Por ese motivo no oí la puerta al cerrarse, no pude decirte que sí, que quería ser tu príncipe hasta que el destino nos separase o uniese de nuevo.

Al atardecer encontraron tus sandalias y tu ropa a orillas del mar.

Desde entonces te busco en mis historias. A mi edad no sé lo que es el amor, y sin embargo nunca he sido amado como una vez lo fui. Espero la muerte pero no tengo prisa, así puedo recrear en mis escritos «nuestra vida» todo lo que podría haber sucedido si hubiésemos estado juntos.  Escribo cuentos con finales felices, la vida ya es lo suficientemente amarga para añadirle  todavía más penas.

En este instante algo está sucediendo, Valeria, anoté tus palabras el día del entrelazamiento cuántico ¿recuerdas? Semillas desconocidas, sembradas entre las líneas del bloc con tinta invisible, aguardando las mejores condiciones para germinar…y ahora, mientras escribo, se están abriendo, surgen flores, cuyo aroma es revelación. Siempre estuvieron ahí, conmigo, esperando nacer.  Ahora la tinta invisible se ha vuelto roja como la sangre, resaltando el mensaje, lo que dijiste.

«—Héctor, es muy simple de entender, no hay amante, amado y corazones que aman, solo Amor que inunda y llena todo, no tiene propietario, ni hay protagonistas. Es una pulsión. Al no haber individuos, solo pura sensación,  no hay nadie que sufra, porque el  sufrimiento no tiene donde aferrarse.

—Entonces, por ese principio, lo del entrelazamiento tampoco es real, es imaginación.

—No exactamente. El amor necesita verse en el espejo para reconocerse a sí mismo y tomar conciencia de su existencia. Para ello manifiesta el mundo y su contenido, se disfraza y se introduce en esta realidad. Cómo Alicia a través del espejo.

—Entiendo, soy el escritor que narra esta historia de amor entre Fionna y Braendan, y también la historia y sus actores.

—No, Héctor, la escritora soy yo, tú eres mi reflejo en el espejo, el protagonista de mi relato. Eres la manifestación de  mis sentimientos y de mi corazón explorando el mundo y sus posibilidades, interpretas el papel de escritor que narra una historia celta. Tus sentimientos, tu ternura, tu indecisión, tu belleza, mi admiración, mi deseo hacia ti, al igual que el helado de vainilla que estamos tomando, son sabores que puedo conocer y vivenciar gracias a ti».

No quiero Valeria que esta historia acabe aquí, ponerle punto y final, quiero experimentar más, vivir más, conocerte más, saborearte más…. Ese es mi deseo, y ahora sé que es en realidad también el tuyo.

EPÍLOGO

«Braendan compone su oda, el poema es  una llamada a ella…», escribe  Héctor en El lamento del druida.

 «Esta novela va tener un gran éxito, tengo la certeza absoluta»  dice en voz alta y en sus labios aparece una sonrisa. Sabe que es escuchado.

***

Valeria materializa  una poesía en su interior y sonríe: «…llamas ardientes y fulgores radiantes. Tan intensos y apasionados…»

Reconoce que el espíritu es fuerte, pero la carne es débil, los versos son las palabras que le gustaría oír de su príncipe, las promesas y deseos  que anhela saborear…y escribe:

«Braendan compone su oda, el poema es una llamada a ella…»

Dejadme encontrarla…
Que los temores, la nostalgia, la tristeza
y los dolorosos días pasados, sin estar juntos,
se consuman entre llamas ardientes
y fulgores radiantes.
Tan intensos y apasionados
que hagan palidecer a las mismas estrellas
y así iluminen y destierren las tinieblas
de nuestros corazones errantes.
No la apartéis más de mí…
Dejadme encontrarla de nuevo…
Estamos hechos de la misma pena,
de un solo corazón herido
sangrante y rojo en nuestras manos.
Cada nuevo día el sol emerge de su lecho
en amaneceres de fuego y oro,
cómo anunciando su llegada,
pero no está junto a mí.
Nuestros cuerpos separados danzan, a través
de las edades de la vida y los días anónimos;
una misma melodía, una llamada silenciosa.
Nuestras almas con las manos tendidas,
se buscan entre las brumas.

FIN

Photo by luiisrtz on Pexels.com

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Scarlet Cabrera dice:

    Valeria es el misterio perfecto, la paradoja del espejo, el verso que vence.
    En su alma, la realidad es un espejismo y además cuántico:
    «—No, Héctor, la escritora soy yo, tú eres mi reflejo en el espejo, el protagonista de mi relato. Eres la manifestación de mis sentimientos y de mi corazón explorando el mundo y sus posibilidades, interpretas el papel de escritor que narra una historia celta. Tus sentimientos, tu ternura, tu indecisión, tu belleza, mi admiración, mi deseo hacia ti, al igual que el helado de vainilla que estamos tomando, son sabores que puedo conocer y vivenciar gracias a ti».
    ¿Quén escribe a quién?
    Cada palabra que nace entre las manos de un escritor/artista, ha sido concebida en el limbo. El vacío se colma con emociones, intuiciones y especialmente, revelaciones:
    «No la apartéis más de mí…
    Dejadme encontrarla de nuevo…
    Estamos hechos de la misma pena,
    de un solo corazón herido
    sangrante y rojo en nuestras manos.»
    ¡Grande!

    Le gusta a 1 persona

    1. Q.M. dice:

      Gracias por tu lectura y comentario Scarlet, por haberte paseado por los entresijos de la mente…de Valeria, donde los personajes son reales y la realidad un sueño…¿qué fue primero? el proposito de nacer o la aparición de un cuerpo que lo hiciese posible?…no importa, porque no hubo elección, ni intencionalidad, sino simple manifestación de la vida. el sol aparece todos los días, no es su voluntad calentar y iluminar, pero es su naturaleza manifestar esas cualidades, y lo hace sin distinciones, para todo el mundo. Tratar de entenderlo es imposible, la mente humana comparativamente es una vela presuntuosa que se siente el rey del universo….en Valeria, los personajes son manifestaciones de ese sol, de esa vida que es un completo misterio, pero eso no impide que se pueda disfrutar plena, intensa y apasionadamente. Hemos venido a vivir, a sentir…
      Gracias por tu interés y tus palabras, siempre apreciadas y que arañan la corteza de las cosas dejando entrever lo que ocultan debajo.

      Me gusta

  2. Q.M. dice:

    Reblogueó esto en Q.M.y comentado:
    Comparto la publicación en MasticadoresMéxico de Valeria, parte final. Espero os guste.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s