La puertaventana por Diego A. Moreno

      En el humilde comedor, junto a la estancia, estaba ese conjunto bifurcado de viñetas y cristales dando la vista al misterioso exterior. Dora, la primera en despertar, movió sus piernas hacia aquel lugar. Un sol naciente, dos promontorios pedregosos que lo acompañaban allá, a lo lejos… Abrió aquel pequeño portal porque parecía…

La receta por Ana Laura Piera

    Habiendo fallecido mi marido y yo con problemas económicos, me presenté en el pueblo de Los Ranchos, lugar de origen de su familia, para reclamar la receta del famoso ponche de granada que elaboraba su ya anciano tío Héctor. Cuando bajé en la estación de autobús, la humedad y el calor me golpearon…

Sherezade, mientras calla by félix Molina

Habita en los chorros del agua primeriza de palacio. Se amontona en los atauriques de las galerías. Deja pasar su mirada, enmohecida de aires sultanescos, por el quicio de los almohadones y las fuentes de fruta. Siente no asco, quizá un poco de pena por todo cuanto dilapida el lujo en esa estancia y prefiere…

El miedo ante el contestador automático por Mayté Guzmán Mariscal

    La primera vez que saltó el contestador automático no sabía que la voz que escuchaba era una grabación. —Hola, soy Romina… —Hija, soy yo, ¿cómo estás? —Si nos conocemos entonces habrás reconocido mi dulce voz… —Pues claro que te reconozco… espera, ¿qué has dicho? No hables tan rápido, no te entiendo… —Lamento que…

Quetzalpilli por Ana Laura Piera

    Quetzalpilli parecía un bultito color canela en medio de su cuna. Sus rasgos indígenas eran muy armoniosos y el negro de sus ojos tenía el brillo de la piedra de obsidiana. Resultó ser un niño fuera de lo común. A los tres meses yo lo vi moviendo de forma extraña sus manitas, como…

El zapato by félix Molina

“El zapato” | La carne de burro no es transparente, 2007                                                                                          …

Apetitos peligrosos por Mayté Guzmán Mariscal

    —Dígame, ¿qué va a ordenar caballero? —inquirió el joven con una excesiva amabilidad que me pareció chocante. —¡Le ordeno que se vaya! —dije, intentando disimular mi agitación. —Lamento decirle, caballero, que si no va a ordenar nada el que tiene que marcharse es usted. Aquella naturalidad me exasperaba aún más. Me sentí avergonzado….

Dos veces la hora por Alejandro Villaverde Viayra

Esperó el camión en la parada más cercana al cementerio, en una vieja estación de tranvía. Era un horario solitario, su teléfono se había quedado sin batería y el reloj de la parada, con su vidrio sucio y rayado, tenía mucho de haberse parado. Suspiró mientras caminaba sobre el adoquín cuarteado, barriendo con la vista…

Naturaleza muerta by Félix Molina

“Naturaleza muerta” | La carne de burro no es transparente, 2007 Ah Naturaleza, reina perversa cuyo secreto dormita entre nosotros, por alejados que estemos de la vida que late en la plantita humilde. En tus pueblos, tan olvidados y moscosos como este de mi ociosa vejez, a veces suenan los teléfonos. No con la vehemencia…

Umbrales por Diego A. Moreno

      Salí del café y me fui sonriendo. No lustré mis zapatos aquel día porque no lo vi necesario, ni me tomé las pastillas. Percibí un aire fresco y mundano, tal como me gustaba para disfrutar de una tarde que pronto acabaría. Los transeúntes pasaban como si alguien los persiguiera, tal vez el…