El fantasma y su extraña familia by Félix Molina

‘El fantasma’, de Las pruebas del caos | Enrique Anderson Imbert, 1946                             Para mi Ofelia, que me lo descubrió La taxonomía del fantasma puede ser tan extensa como la de la vida que mueve nuestros hilillos por acá, por este mundo…

El veloz murciélago hindú… y otros microrrelatos by félix Molina

Mis relatos favoritos El dinosaurio y otros microrrelatos | Augusto Monterroso, varios Los hay sonoros y monosílabos cual pronombre favorito de político de por estos lares (Luis XIV, de Juan Pedro Aparicio, un mero “Yo” cruzando toda la página). Los hay demoledores, verdaderos tratados filosóficos en apenas cuatro palabras (como El emigrante ). Los hay fantasmas,…

algo menos by Félix Molina

El hombre prescindió primero de casi todo su vestuario: entregó a una tienda de ropa de segunda mano sus abrigos, sus chaquetas y sus docenas de pantalones y camisas; luego se deshizo del mobiliario, con la ayuda de manos amigas que depositaron mesas, sillas, estanterías, hasta un piano –que ya era más mueble que instrumento–…

Ser luna o mar por Adriana Balderas

  La Luna es maestra, rige todo a su alrededor, hace que la marea suba y todos sigan contemplándola solamente por alumbrar la noche; sin ella, el mar es como es, en calma, rebelde o marea viva, tiene pocas opciones. El mar te relaja, pero te envuelve, te hipnotiza para que entres a sus aguas…

Jardín, laberinto, espejo by Félix Molina

Para Ofelia, mi infinito  Casona de Adrogué I El jardín desembocaba en el laberinto, y luego en el espejo. Del jardín yo sabía –rodeado del Capitán Burton y su fantasía oriental, del vuelo en las alfombras y la muerte persiguiendo al maldito por las callejas blancas y quebradas– por el espejo. El laberinto podía ser…

Mezclamos nuestra creatividad con el mundo exterior por Adriana Balderas

    Momento de proceso creativo, extrañamente expansivo de desarrollar una conciencia en extremo sintonizada con nuestro campo óptico y áurico. Resplandor que se fusiona en cualquier paisaje, insistente lleno de posibilidades, con una sobrealimentación que parece que al final todo se ralentiza y permanece extático. Pero hay ciertas ocasiones que me enorgullece pensar que…

Chéjov, la nieve, Carver by Félix Molina

Raymond Carver aterrizó en el aeropuerto de Simferópol y se tomó un café cargado. Su vagabundeo – tras el trolebús que le llevó a Yalta– por las vegetales y ampulosas calles de la ciudad costera, apenas fue advertido: era un tipo sigiloso y su equipaje, mínimo, no aumentaba el bulto de su persona. En el…

Punto de inflexión por Adriana Balderas

    Justamente, dedicarse a algo en exclusivo es más conveniente que hacer mucho porque cuando intentas hacer de más, siempre terminas haciendo nada. De la necesidad que tienes, es mejor que te centres en algo; haz una negociación contigo mismo para que todo sea favorable. Sal de la confusión y ve por un camino….

La locura de soñar despierto por Adriana Balderas

Siempre imagino con enorme afán encontrarme en otro lugar, país, o en una realidad distinta, percatándome que no es locura ni siquiera diagnosticada, es mi cualidad; y es que aún mantengo la fe, simplemente creo en exceso, como en la reencarnación o telepatía, vidas pasadas, otras épocas; cosas que la mayoría pudiera ignorar e incluso…

Amor capitalizado por Adriana Balderas

    Todas las personas son de vital importancia en nuestra vida, estando por bondad o maldad, lo que han hecho con nuestra mente, cómo han llegado y se han ido, dominando nuestro mundo haciéndolo particularmente peligroso, o algo más allá significativo, llenándolo de placer y complicidad. Por algo vinieron. Nada es en vano. Y,…