Plaga de Langostas -01 By j re crivello

La línea de la playa muestra el fin de la plaga de langostas que cada cierto tiempo invade y estremece a los habitantes de Cuernavaca. En este caserío se junta el espíritu cerril unido a la miseria, divagando ambos por estos pueblos olvidados de la civilización. El autocar que me llevaba se detuvo. Baje y…

CICLO by Adriana Balderas

Viendo todo, apenas vamos aprendiendo de forma abrupta, algo que nunca debimos subestimar, que todo lo que creíamos importante, no tiene ningún sentido sin salud física y emocional. Que todo lo que creíamos seguro, lo que poseemos, así como lo que intentamos mostrar a la sociedad representándonos, se esfuma en un breve instante. Otro año…

FAUSTUS, LA EXPENDEDORA by Félix Molina

a J. J. Arreola, allá donde esté, desde mi admiración Homologados por el uso de los más rigurosos clientes, los productos de nuestras máquinas se presentan en una oferta doble: para más o para menos de 50 años. Elija el formato y trasiego de vida que desee y aparecerá, servido con toda facilidad, a su…

CONTICINIO by Keren T. Biebeda

Las tenues luces de la estancia me animan a encender una vela perfumada, acompañándola de una taza de café. Para ello:  me desperezo estirando los brazos hacia arriba, tirando de ellos con un gesto. Emito un bostezo que me saca de la pesadez, me levanto con cuidado; cojo mi taza negra, me dirijo hacia la cocina…

La última escena por Alejandro Villaverde Viayra

    Las grabaciones duraron hasta avanzada la noche. El lugar del proyecto era un secreto guardado a cal y canto. ¿Cómo proteges un secreto cuando tienes el rostro más buscado en toda la ciudad? «Quizá un papel de vaqueros, una forajida, hubiera sido más apropiado», pensó con ironía mientras se desmaquillaba en su camerino….

La energía de un beso por Adriana Balderas

    Existen personas que se pronuncian por sí solas, que besan con libre albedrío y te sentencian a una condena amorosa. Gente silenciosa, noble, enigmática, sincera que te abraza dejando huella en tu alma; te impregnan de sus más íntimos anhelos, llegan como la primavera derritiendo ese gran témpano de hielo. Y que después,…

Propina by Félix Molina

Para ustedes es fácil, solo un aplauso más. Pero yo tengo que inventarme de nuevo en cada repetición. Le hicieron saludar, enfrente de esa masa titilante que aplaudía, una, dos, tres veces. Lo acostumbrado. Eso se resolvía normalmente con algún nocturno de Chopin, acaso de los menos manoseados –daba un toque de élite al auditorio…

Una Alegría Efímera por Ana Laura Piera

    Había buscado el punto más alto del techo, el lugar donde se iba a poner una cúpula y que de momento solo era un montón de ladrillos y sacos de cemento. Soplaba una brisa que le acarició el sudoroso cuerpo; cerró los ojos y extendió los brazos, ¡aquello era la gloria! Por unos…

Y el teléfono seguía sonando, primera parte por Mayté Guzmán Mariscal

Pensaba que mi papá era comerciante. Cuando había oportunidad y me lo preguntaban mis compañeras o la gente del pueblo con la que hablábamos -no muy a menudo-, yo repetía con gran emoción: “¡¿Sabían que mi papá es comerciante?!”. Ellos ni pío, igual sentían envidia, no sé. Aquella vez estábamos reunidos mi tía, mi madre,…