VALERIA/Parte II by Quirico Molina

Photo by Toni Ferreira on Pexels.com

—Me cuesta tanto de entender. Cuando regresasteis del sur, ya hacía dos años que no nos veíamos. Tú venías con él,  yo sabía de tu existencia, eras su secretaria, pero poca cosa más. No había querido mostrarme curioso en los breves mails que intercambiamos y él no había tocado el tema, por lo tanto eras una desconocida y también la pareja de mi amigo.

Me estremeció aquel  halo de infinita tristeza que parecía rodearte nada más verte, por primera vez, asomada a la proa del yate parecías la esfinge de una sirena.  Aunque al desembarcar, y tras los gritos de júbilo de Iván saltando al embarcadero y abrazándome,  se rompió esa percepción fugaz, como una vaporosa nube de niebla desvaneciéndose. Y entonces vi aquella sonrisa y aquellos ojos verdes, eras realmente hermosa, debía haber sido una alucinación o un reflejo de la luz….no podía haber tristeza en aquella presencia que hacía palidecer hasta el mismo sol.   Me sentí extraño en tu presencia, envuelto en aquella luminosidad que emanabas, era como si estuviese desnudo ante tus ojos, pero no me importaba, no podía haber secretos entre nosotros y esa percepción llegó como una certeza y una premonición de lo que está sucediendo ahora.

Lo pasábamos bien juntos, en aquellos encuentros ociosos para jugar al pádel, o cenar juntos, las excursiones o el submarinismo, no me daba cuenta de que ocurriese nada anómalo.  Conversaba contigo, teníamos muchas afinidades culturales y musicales. No faltaron ocasiones en que tu filosofía de la vida me fue expuesta, y otras en las que se desvelaron cortinas internas, dejando entrever sueños y anhelos íntimos.

No puedo olvidar el día del  entrelazamiento cuántico. Te había dejado leer el segundo poema, el del reencuentro de Ethain, ahora Fionna, con Braendan, cuatro siglos después en Dublín. Era una plegaria al destino, había localizado a Fionna en una feria ganadera actuando con una banda de música, pero la había vuelto a perder. Estaba cerca, lo presentía, pero no daba con ella. Estaba desesperado y escribió:

Dejadme encontrarla una vez más…

Era joven el mundo cuando la conocí,

Breves  fueron los instantes junto a ella.

Nunca fuimos amantes, pero aún así,

Nunca  dejamos de amarnos.

Sin apenas conocerse nuestros corazones,

Nuestras almas todo lo sabían.

El destino nos separó,

Tejiendo espesas cortinas,

Con hilos hechos de años y nostalgia,

Que cubrían nuestras almas perdidas y

Vagabundas, a través de los tiempos sin fin.

Dejadme amarla…

Sin fisuras, ni muros, ni obstáculos.

Llenarla de besos tiernos y apasionados.

Dejad que nuestros cuerpos se hablen con caricias

Largamente esperadas, que solo los sueños conocen.

Que entonen una canción nueva,

 Un canto a la victoria de poder estar juntos

En este amor puro y completo. 

Tan sublime que sólo será recordado a través de los años,

En melodías musicales que conmoverán los corazones…

Quizá tus personajes están entrelazados cuánticamente  entre ellosdijiste.

—¿Cómo? ¿eso qué has nombrado, qué significa?

—En los años 80, un investigador, descubrió lo que se conoce como  el entrelazamiento cuántico,  está comprobado científicamente, es verídico y existe. Ocurre que cuando dos partículas atómicas se conectan entre sí permanecen conectadas siempre, hasta el punto de que lo que sucede con una inmediatamente afecta a la otra, sin importar cuán grande sea la distancia que las separe.

—Impresionante, hablamos de distancias estelares ¿Quieres decir que los protagonistas siempre están en contacto aunque no se encuentren temporalmente, pero se vuelven a unir  porque la paradoja es que nunca han estado realmente separados, únicamente no se veían?

—Algo así, aunque  también el autor puede verse involucrado. Si su subconsciente es fuerte, creativo y fértil, gracias al poder de su energía puede atraer desde ese mundo arquetípico a un ser, una persona, a alguien que encarnará la forma, que el autor describió, en este mundo real.

—¿Afirmas que caminan por el mundo personas que han sido creadas por otras?

Nadie habla de crear, no se crea a nadie, no somos dioses, sino que la propia energía manifiesta, por así decir, una imagen en el espejo. La imagen del espejo no ha sido creada, es real y no-real, no aparece por sí sola. Necesita al que se mira en el espejo. ¿Entiendes?  —me dijiste, mirándome con cara divertida.

—Sí, ahora sí.

Fue la última vez que te vi sonreír.

 La nube de tristeza  únicamente  yo podía percibirla, debido a algún enigmático motivo. Los amigos y conocidos veían otra realidad, una mujer alegre, de hermosa sonrisa, y quedaban cautivados por tu voz y presencia».

Ahora, hace unos minutos que has marchado y todo se ha ensombrecido, eclipsada la luz, las ganas de vivir…y necesito decirte todo esto y te escribo. Tus últimas palabras, hace unos instantes, aún resuenan dentro.

—Estoy esperando la respuesta, aún… ¿Quieres ser mi amado antes de que me vaya para siempre? —volviste a preguntar.  El dique acuoso estaba a punto de rebosar de tus ojos esmeralda.

—Necesito un poco de tiempo, muy poco, pero debo aclararme, estoy sumido en un caos mental.

—¿Cuatro siglos no han sido suficiente tiempo? —dijiste con voz triste, suspirando, para añadir— Yo, en cambio llenaría un océano de lágrimas por ti.

Photo by cottonbro on Pexels.com

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Scarlet Cabrera dice:

    Una historia alucinante.
    Valeria y su enigmas.
    De lo cuántico al arte.
    Fascinante.

    Me gusta

  2. Q.M. dice:

    Reblogueó esto en Q.M.y comentado:
    Comparto con vosotros una colaboración en MasticadoresMéxico. Mi agradecimiento a su editora Scarlet Cabrera, y su amabilidad en el trato. Amén de ser una escritora impresionante que vale la pena conocer, aquí en MasticadoresMéxico o en su blog: El cristal de Rosshalde. https://maryshelley1.wordpress.com/

    Le gusta a 1 persona

    1. Scarlet Cabrera dice:

      Hola. Agradecida por tus palabras y por tu participación.
      Editar es una excelente experiencia. Adicionalmente, cuando se aprecia lo que hago —como editora y escritora— es realmente inspirador.
      Gracias por el enlace a mi blog y por tu presencia en Masticadores.
      Un placer.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s